Superando el Síndrome de Abandono: Rompe el Ciclo

sindrome de abandono

El síndrome de abandono puede afectar desde bebés a una persona adulta, este síndrome es desoladoro para quien lo padece. Cuando un bebé siente que su madre no va a volver y se pone a llorar de manera desconsolada o cuando una persona siente ansiedad por que cree que su pareja lo va a abandonar. ¿Tienes un bebé que llora desconsolado cuando no te ve? o ¿Tienes problemas de pareja por que cuando se marcha te causa ansiedad? Aquí te cuento todo sobre este síndrome.

¿Qué es el Síndrome de Abandono?

El síndrome de abandono puede aparecer cuando alguien siente que ha sido abandonado o rechazado por una persona significativa en su vida. Esto suele ocurrir basicamente en dos tipos de personas la primera y mas frecuentes en bebés con el miedo a que uno de sus progenitores no vuelva, por ejemplo cuando la madre vuelve a trabajar y pasa muchas horas fuera de casa, pero también le puede pasar a una persona adulta o adolescente por algún trauma del pasado en relación con el abandono.

Este síndrome provoca al que lo padece un sentimiento de pérdida, soledad profunda y una angustia casi insoportable, lo cual lleva a la ansiedad y en muchas ocasiones a la depresión. Además las personas que lo padecen suelen tener una autoestima baja, contribuyendo a dicha depresión.

¿Por Qué Aparece el Síndrome de Abandono?

No pienses que este síndrome aparece simplemente por que la madre vuelve a trabajar o por que el padre no aparece hasta en la noche, es algo mas complejo. Es un conjunto de factores emocionales, psicológicos y experiencias vividas, aquí te explico mas a fondo los motivos:

Cuando hablamos de experiencias pasadas puede ser que en su infancia haya perdido a un ser querido, que uno de los progenitores se fuera para no volver, la separación de los padres, hasta por la perdida de su mascota podría desarrollar este síndrome en la vida adulta.

En caso de crecer en un ambiente donde la persona no se sentía segura o sentía ese amor que todos los niños deben tener como estandarte, esto provoca un problema de apego, por ejemplo supongamos que sus padres eran impredecibles los días que estaban bien todo era amor pero los días que no ese amor desaparecía o simplemente no estaban cuando tenían que estar.

Las perdidas emocionales como rechazos o abandono pueden causar un trauma emocional que dependiendo de la perdida, de la edad y de como asimile dicha perdida puede ser una marca emocional de por vida.

Pero no todo viene de la infancia, relaciones tóxicas con patrones de dependencia, manipulación o abuso también pueden contribuir al desarrollo de ansiedad relacionada con el abandono. Vamos que la víctima llega a sentir que no puede vivir sin su pareja.

Y como no podría ser de otra forma, la baja autoestima influye de manera devastadora en las personas con síndrome de abandono. Las personas con baja autoestima tienden a dudar de su propio valor ya menudo buscan validación externa para sentirse bien consigo mismos.

Tengo Síndrome de Abandono ¿Qué Hago?

Una vez visto el problema ahora vamos con las soluciones, no te preocupes que no está todo perdido, vamos a ver que podemos hacer en caso de tener dicho síndrome o si conocemos a alguien que lo tenga como podemos ayudar:

Reconocer este problema y saber que se tiene es clave para empezar a sanar, saber por que sientes esa angustia cada vez que discutes con tu pareja o ese miedo al abandono debería ayudar a tranquilizarte. Es fácil querer ocultar o minimizar el dolor, la tristeza o el miedo que sientes, pero el primer paso es permitirte experimentar esas emociones sin juzgarte. Es normal sentirse vulnerable, inseguro o ansioso cuando se enfrenta a la sensación de abandono.

El siguiente paso es buscar apoyo de personas en las que confíes y hablar de lo que te está pasando, aunque como en la mayoría de casos suelen ser traumas de la infancia, problemas de autoestima y seguramente la depresión está asomando sus orejas, te recomiendo acudir a un profesional para empezar a sanar y sacar todo lo que llevas dentro.

Empieza a cuidar tu autoestima, necesitas reforzar esos pensamientos positivos hacia ti y saber que no necesitas la validación de nadie. Practica decirte cosas positivas, frases como "soy digno de amor y respeto", aprende a decir "no", evita el agotamiento mental, entiende que todos cometemos errores que son parte del crecimiento personal.

Empieza un diario donde pongas lo que piensas, sientes y sobretodo tus logros y avances personales. Cada día, escribe una cosa positiva sobre ti mismo y un pequeño paso que diste para superar tus miedos. Esto te ayudará a recordar tu progreso ya centrarte en las mejoras, en lugar de en el miedo al abandono.

Elige una frase que te inspire confianza y resiliencia, como "Soy fuerte y valgo mucho". Repite este mantra todos los días, especialmente cuando sientas que el miedo al abandono se está apoderando de ti. Asociar palabras poderosas con un gesto, como tocarte el corazón, puede ayudarte a recordar tu valor en momentos difíciles.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *